Noreva (Non Return Valves) fue fundada en 2001 con antecedentes desde 1935 con los creadores de la válvula de retención tipo tobera. Están localizados en el área industrial de Mönchengladbach en Alemania.

Noreva ha crecido continuamente y cada uno de sus trabajadores tiene una amplia experiencia específicamente en este tipo de válvulas. Cuenta con una envidiable reputación de calidad y confiabilidad con un producto que tiene precios muy competitivos a nivel mundial.

Las válvulas Noreva están caracterizadas por no golpear al cerrar, bajas caídas de presión, sellos metal-metal y son consideradas libres de mantenimiento. Las aplicaciones abarcan fluidos líquidos y gaseosos en oleoductos, plantas químicas, estaciones de compresión, plantas generadoras de energía, estaciones de bombeo, plantas de desalinización, etc.